Etiquetas

, , , , , , ,

Koh Lanta paraíso natural

En tailandés su nombre significa “isla bonita”: gran parte de su superficie está declarada parque nacional y apenas hay asentamientos humanos de envergadura

El traslado por carretera entre Phuket y Koh Lanta, la otra isla del sur de Tailandia que debes visitar, es una agradable viaje de 4 horas atravesando paisajes impresionantes, montañas calcáreas –como las de la bahía de Phang Nga pero en el interior– y selvas llenas de vida animal.

Una hora después de salir de Phuket vas a encontrar en el camino el templo Wat Tham Suwan Khuha, una cueva natural de acceso estrecho pero tan espaciosa por dentro que ella descansa una imagen de buda reclinado de 15 m de largo. Según te adentres en el interior de la cueva verás como ésta se transforma en un lugar aún más misterioso si cabe. Mientras que por un sendero vuelves a salir a la selva, por el otro pasas a un territorio de luces y sombras, estalactitas y cuevas llenas de murciélagos.

El acceso a Koh Lanta hay que hacerlo subiendo el vehículo a un transbordador en dos ocasiones, ya que a diferencia de Phuket, aquí no se ha construido aún un puente que conecte la isla con el continente. Es en este aislamiento donde radica gran parte del encanto de esta isla alejada del turismo de masas.

A Koh Lanta le hace justicia su nombre, que en tailandés significa “isla bonita”. Gran parte de su superficie está declarada parque nacional y apenas hay asentamientos humanos de envergadura.

En cualquier resort de la zona puedes contratar excursiones y descubrir los intrincados manglares ubicados al norte a bordo de un long tail boat, el barco tradicional tailandés.

Koh Lanta paraíso natural

Koh Lanta paraíso natural

La visita al pueblo Chao Leh, que significa literalmente gentes del mar, pescadores que llegaron a esta isla al menos hace 500 años. Una de las comunidades más amables es la de Sanka U, donde se puede ver como transcurre su vida alrededor de sus barcos, principal herramienta de trabajo.

En algún momento de este viaje deberás pasar por la principal población de la isla, Koh Lanta Town. El pueblo está alineado siguiendo la costa y muchas de las casas tienen la mitad de los cimientos asentados en el agua, hacia donde están orientadas las estancias principales.

Desde el muelle de este lugar salen barcos hacia el norte, la Tailandia continental, así que el pueblo cuenta con tiendas y una buena cantidad de restaurante con bonitas terrazas al mar.

Entre la selva y la playa

No hay palabras para describir qué se siente siendo huésped de Pimalai Resort & Spa. Este hotel de 5 Estrellas en el extremo sur de la isla está dentro del Parque Nacional Mo Koh Lanta, casi oculto en una espesa selva al borde de una larga playa de arena dorada.

Entre villas, suites y habitaciones suma solo 121 espacios habitacionales distribuidos por una superficie de cerca de medio millón de m2. Las Pool Villas ocupan la parte alta de la selvática colina y cuentan con un jardín y piscina privada. El mismo confort se puede encontrar en las Beach Villas.

La infinity pool del Hill Side Estate es en sí misma un destino. Desde este remanso de paz se domina toda la playa y las colinas que la rodean.

 

Vía: elle

Anuncios